RECOMENDACIÓN:
PARA LOS QUE EMPIEZAN A FUMAR HABANOS:
SUAVE O FUERTE
Nunca fume un Habano suave luego de haber fumado uno de
un sabor más fuerte ya que no podrá disfrutarlo.
LARGOS O CORTOS
El sabor de un Habano se intensifica a medida que se fuma.
Con frecuencia su fortaleza no se revela hasta que se encuentra
por la mitad. Para poder disfrutarlo, seleccione el largo de su cigarro
de acuerdo al tiempo que disponga para fumarlo.
GRUESO O FINO
Los cigarros de calibre grueso arden más lentamente y tienden a
ofrecer un sabor más suave que los finos, aún dentro de una misma marca.
OSCURO O CLARO
El color de las capas puede variar de una caja de Habanos a otra, de Maduro
a Claro. Algunos piensan que los cigarros de capas oscuras poseen un sabor
más fuerte, pero esto no es así.
AÑEJO O FRESCO
Al igual que los vinos, los Habanos pueden añejarse correctamente al menos
durante 15 años, y en ocaciones, por más tiempo. Su sabor se perfecciona.